Challah cubre: tradicional, moderno y todo lo demás

Teóricamente, podrías simplemente cubrir los panes de jalá con una servilleta simple, pero debido a que estamos obligados a embellecer y embellecer las mitzvá, y recitar una bendición antes de comer pan es, de hecho, una mitzvá en Shabat, hay una antigua costumbre de adornar el Mesa de Shabat con una hermosa cubierta de jalá. A menudo, la cubierta de jalá sirve como pieza central que determina la apariencia de toda la mesa de Shabat.

Cubrir los panes jalá puede ser una "expresión artística del corazón judío", escribe el rabino Berl Wein. “La variedad de cubiertas de jalá que existen hoy en día es casi infinita, al igual que el placer y la belleza que cada una de ellas aporta a la mesa de Shabat. Por lo general, una placa especial y un cuchillo para pan, nuevamente puestos a un lado para Shabat, también encuentran su lugar en la mesa debajo de la cubierta de jalá ".

¿Por qué es el propósito de una cubierta de jalá?

Una cubierta de jalá se usa principalmente como un recuerdo del milagro del maná. Durante los cuarenta años de estancia en el desierto, Bnei Israel subsistió con maná, que estaba entre capas de rocío para preservar su frescura (Rashi en Éxodo 16:14). Por lo tanto, siempre servimos jalá con un mantel o jalá debajo y una cubierta de tela arriba, reviviendo así el milagro del maná durante las comidas de Shabat.

Jalá cubierta como regalo de bodas judío

Las fundas de Challah son un regalo fabuloso para una boda judía, independientemente del nivel de observancia judía de la pareja: puede encontrar una que se adapte a su presupuesto (los precios oscilan entre € 15 y € 100 y más), son livianos y no frágiles, si necesita enviarlos, y no tiene que preocuparse de que tal vez otro invitado a la boda también haya traído uno. También son una fabulosa idea de regalo para cumpleaños, aniversarios o cualquier persona que simplemente quiera mejorar su mesa de Shabat.

Materiales y Tamaños

Las calas de Challah están hechas comúnmente de terciopelo, terileno, satén o seda. Las cubiertas de terciopelo jalá son generalmente una marina muy oscura, mientras que las cubiertas de terileno, satén y seda generalmente tienen una cubierta de base blanca. El tipo de material utilizado determina no solo la durabilidad, la textura y el brillo, sino también qué tipo de elementos de diseño son factibles. A menudo se agregan flecos de brocado.

La tela más común es el terciopelo. Tenga en cuenta que el terciopelo de buena calidad cuesta mucho más que el terciopelo barato. No podrá ver la diferencia en la imagen de un producto en la pantalla de una computadora, pero puede discernir la diferencia de inmediato si ve dos frente a usted. No debería ser una sorpresa si una cubierta de terciopelo jalá cuesta € 25, y una de aspecto similar cuesta € 45.

Otra opción de tela es la seda cruda. Con este tipo de cubierta de jalá no estás pagando por el material, per se, sino más por el trabajo de bordado. Un diseño encantador de bordado a máquina puede costar solo € 20 o € 25, pero por otro lado puede encontrar un fabuloso diseño de bordado a mano que aumenta el precio a € 40 o € 50. La complejidad del bordado a menudo contribuye al precio.

Una tercera posibilidad es el lino. Una cubierta de jalá de lino se ve lujosa y majestuosa, y se mantendrá muy bien con los años. Las tonalidades tienden a ser más moderadas, en comparación con una cubierta de jalá de seda cruda.

Puede notar una correlación entre el tipo de material y el estilo del trabajo de bordado. Las fundas de challah de terciopelo y tela tienden a estar en el extremo más conservador del espectro de diseño, mientras que la seda y la seda cruda tienden a tener diseños modernos. Pero hoy en día, muchos artistas de Judaica de primer nivel han avanzado más allá del uso clásico del terciopelo, y ahora usan este tejido de felpa para crear estilos contemporáneos. Por ejemplo, Kaftor Vaferach, con sede en Jerusalén, prefiere diseños a medio camino entre lo clásico y lo contemporáneo, utilizando colores vibrantes sobre terciopelo.

Presta atención al tamaño. En los últimos años, los fabricantes han comenzado a ofrecer cubiertas de terciopelo muy grandes. Las empresas de bordado tradicionales de alta gama, como Maljut Jerusalén, a menudo fabrican muchas de sus fundas de jalá en pequeñas, medianas y grandes. Obviamente, esto también es un factor en el precio que paga. Como el terciopelo de alta calidad es costoso, las cubiertas de jalá más grandes tienen un precio más alto.

¿Cuanto más grande, mejor? No necesariamente. Una cubierta grande de jalá causa una gran impresión cuando se la regala, pero puede no ser tan práctica para una pareja joven. Si bien una cubierta de jalá grande y de alta gama puede causar una gran impresión y mejorar en gran medida la apariencia de su mesa de Shabat, tenga en cuenta la función también.

¿Tradicional o moderno?

Si eres un tradicionalista, es probable que te atraiga el terciopelo profundo y oscuro. Las fundas clásicas de terciopelo presentan un fondo monocromático de terciopelo azul real, azul oscuro o burdeos, combinado con hilos de bordado plateados (o contrastantes de plata y oro).

Al igual que el terciopelo, el satén blanco tiene un aspecto tradicional. Las cubiertas de satén brillante tienden a tener elaborados bordados plateados o dorados, y un borde con flecos. Al igual que las fundas de terciopelo jalá, las fundas de satén ahora se fabrican en estilos modernos.

Algunos clientes prefieren la apariencia y sensación de telas naturales no tradicionales. Las telas ligeras populares incluyen algodón, lino y seda cruda. El ante y la piel sintética son opciones lujosas y pesadas que mantienen su forma con el tiempo.

Los diseños modernos tienen sus propias ventajas: agregan élan a la mesa, y la cubierta de jalá puede coincidir con la configuración de su mesa y la decoración de su habitación mejor si elige algo más contemporáneo.

Diseños tradicionales de cubiertas de jalá

Por lo general, el color base para las cubiertas de jalá clásicas es un azul marino muy oscuro, pero también se venden las blancas. En los últimos años, muchos de los fabricantes han comenzado a incorporar elementos decorativos metálicos que mejoran el diseño y aumentan el precio.

Es muy común que el diseño enmarque o rodee las palabras "Shabat v’Yom Tov" en hebreo, que es una especie de elemento de texto "predeterminado".

Los elementos de diseño tradicionales incluyen vino, velas de Shabat, panes de jalá y patrones de vid. Las cubiertas de terciopelo jalá a menudo tienen diseños más conservadores.

El precio es un factor importante en la belleza del producto final porque el terciopelo de alta calidad cuesta mucho más y porque el trabajo de bordado profesional le cuesta al fabricante mucho más que un bordado mediocre.

Para las personas con presupuesto limitado, las fundas de challah de algodón y terileno con borlas están ampliamente disponibles.

En una desviación de los conceptos de diseño típicos, en los últimos años han aparecido y se han hecho populares las cubiertas de jalá sin diseño, y solo las palabras de Kidush. Si esto debería caer bajo la rúbrica de tradicional o moderno es algo discutible.

El terciopelo ha sido durante mucho tiempo la tela elegida para las fundas tradicionales de jalá, porque la apariencia lujosa del terciopelo oscuro le da un aspecto majestuoso a su mesa de Shabat. Por lo general, las cubiertas de jalá más caras están hechas de terciopelo de mayor calidad y emplean un trabajo de bordado superior, y se pueden adornar aún más con elementos decorativos que agregan un brillo único.

En los últimos años, muchos fabricantes de cubiertas tradicionales de terciopelo jalá han comenzado a ofrecerlas en pequeñas, medianas y grandes. Los tamaños más pequeños son suficientes para la mayoría de las personas, pero un tamaño más grande puede ser adecuado para aquellos que desean una cubierta de jalá muy impresionante en su mesa, o que simplemente sirven dos jalís muy grandes.

Los fabricantes tradicionales de cubiertas de jalá también han comenzado a ofrecer una gran selección de productos brocados blancos, en lugar de terciopelo oscuro, a menudo con diseños iguales o similares.

Diseños contemporáneos de portadas de jalá

En los últimos años, esto ha sido una evolución desde las cubiertas de jalá oscuro, generalmente de terciopelo con bordados plateados, hasta las cubiertas de jalá modernas con un color base claro y diseños vibrantes.

Los diseños modernos y creativos se realizan en diferentes tipos de tela. Algunos de los principales nombres de diseñadores contemporáneos de portadas de jalá en Israel son Yair Emanuel, Barbara Shaw, Rikmat Elimelech, Ronit Gur y Avi Luvaton.

Los diseños modernos pueden incluir casi cualquier cosa, pero los elementos más comunes son las granadas, las Siete Especies, los tallos de trigo, las escenas de Jerusalén, los diseños orientales y los motivos florales.

Los creadores de portadas de Challah cuyos estilos son difíciles de encasillar incluyen a Rikmat Elimelech, Ronit Gur y Dorit Judaica.

Yair Emanuel

Yair Emanuel ha acumulado un repertorio muy grande de diseños modernos de cubiertas de jalá a lo largo de los años. Usando seda de organza y seda cruda, lino y cuero de imitación, a menudo utiliza motivos que incluyen bocetos abstractos del panorama de Jerusalén, las Puertas de la Ciudad Vieja, el Muro de los Lamentos, granadas, estampados florales, enredaderas, gavillas de trigo, diseños de mosaico, las Siete Especies y Diseños orientales.

Ronit Gur

A diferencia de Yair Emanuel, los diseños de portadas de jalá de Ronit Gur imponen un cierto sentido de modernidad, a la vez que favorecen colores y diseños más sutiles. Muchas de sus cubiertas de jalá, de hecho, hacen uso del espacio vacío, con elementos de diseño localizados pero llamativos. Algunos de sus diseños parecen estar influenciados por el arte contemporáneo y abstracto. Trabajando desde su estudio de diseño en el norte de Israel, el trabajo de Ronit Gur cuenta con un excelente trabajo de costura.

Barbara Shaw

En el extremo moderno del espectro, entre los fabricantes de cubiertas de jalá más conocidos en Israel se encuentran Barbara Shaw y Yair Emanuel. Los diseños de Barbara Shaw son muy originales, con llamativos esquemas de colores y motivos, aunque los elementos de diseño no son muy complejos.

Dorit Judaica

Dorit Judaica ofrece media docena de cubiertas de jalá con diseños modernos que aprovechan al máximo el espacio, como un pintor que llena todo su lienzo. Algunos tienen colores muy vibrantes, mientras que dos o tres de sus diseños son casi nítidos, lo que nos hace de un solo tono en blanco.

¿Por qué vendemos fundas de jalá?

Shabat es un aspecto central del judaísmo, y las portadas de jalá sirven como una de las piezas centrales de Shabat, por lo que consideramos un privilegio participar en honrar a "la Reina del Shabat" -- Shabat Malketa.